El camino.

No hay garantía de que esta vida sea fácil.Pero lo que si hay, es una larga historia que nos queda a todos por vivr , son esas sonrisas, esos lloros, esos momentos que iremos experimentando cuando el tiempo va pasando..Todo eso va a ser nuestra historia.

He aprendido, de lo poquito que sé, que no hay tiempo para amarguras, ni para depresiones, ni tampoco para enfados, me refiero de los grandes, para cosas que nos sientan mal no hay tiempo.Porque sí, mucho nos dicen, como pasa el tiempo.. O la vida son dos días, y a medida que voy haciéndome más mayor, me doy cuenta, de que todas esas personas, lo dicen por pura experiencia..
Como raya que nuestra madre diga "ves, te lo dije", como raya..Pero es que si nuestra madre no dijera eso, no sería lo mismo..No serías tú lo mismo.En la vida vas aprendiendo por palos, y por consejos.. menos aquellos que son muy valientes y que al final acaban por palos...


El consejo que mejor me sé, el único consejo que no me raya, el consejo más bonito que mi madre, con toda su buena energía me dió, fue el de... Con el tiempo lo entenderás.Ese consejo, me ha perseguido durante toda mi vida, ese consejo ha sido el mejor, porque ahora, que aqui estoy escribiendo este tablón, una parida como otra cualquiera, me doy cuenta de que valió la pena ser como soy, y vale la pena cada día, vivir lo que uno vive.Bien sean enfados, risas, lloros..Todo es válido en este juego, y este juego, nuestro juego, en el que todos jugamos, por lo mismo.. se llama : Vida.


Gracias, mamá, por tanto tantos juegos, y tantos aprendizajes, gracias por todo el amor que me das, gracias por todo lo que desprendes, y gracias por ser mi madre, porque .. como dicen los niños pequeños , eres la mejor mamá de este mundo.


Gracias por todos los momentos que me habéis dado, y gracias a las personas que se han ido, y no digo sólo muertos, sino, gente que ha dejado huella, y se fue de mi vida, esa persona sigue con su camino y yo sigo con el mio.. Eso sí, cada una, con una enseñanza más en su bolsillo.

Gracias.

Andreita González.


Recuerdos.

Son como trocitos de papel arrugados, de toda tu larga historia, esos trocitos de papel arrugados, narran tu vida.
Hasta los mejores, están mal conservados, ya que son bonitos recuerdos, pero algo viejos..

Hay que pensar, en crear nuevos trocitos de papel , en crear esos trocitos de papel conservados, y verlos nuevo, ver como pasó y lo bonito que fue.
Casi siempre me paro a pensar, las personas que me rodean, que piensan ? Que ven a través de sus ojos? Lo verán como yo?
Si, lo sé, parece de niña pequeña, esas típicas preguntas, pero considero que la mayor parte de la gente en algún momento determinado de su vida se las hacen.
Que pensará esa gente de mi? Esa pregunta está escrito en un trocito de mi papel arrugado , que casi siempre en mi mente, trato de romperlo, pero al igual que los otros son recuerdos.
Trato de romperlo por el recuerdo que me trae, porque los recuerdos no siempre te hacen recordar cosas bonitas, hay algunos buenos, otros malos, otros que te dan igual.. Pero con el tiempo ya no será lo mismo.
Los recuerdos, ya lo dice la palabra, están para recordar, y los malos, que hay pocos, están para enseñarte, y para que te sientas orgulloso de ti mismo y decir:
Mira, he aprendido .

Esos trocitos de papel, arrugados, algunos calfinados por mi mente, otros en pleno proceso, y el otro tanto impecables, son mi vida narrada en una historia.

La verdad es que nosotros somos los verdaderos autores de nuestra película o libro.
Nosotros narramos nuestra vida, al igual que nuestros papeles nos la narran al interior.
Gracias a esos cachitos, a esos trocitos de papel que forman parte de mi vida, a esa gente, a esos momentos, que ya no están, que han desaparecido de mi, de mi ser... Gracias por dejarme llevar algunos papelitos en el bolsillo, y en el otro, que siempre queda uno libre.. Me llevo las enseñanzas, esas tan buenas que me habéis dado.
Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada